“Para nosotros establecer nuestra presencia, queriendo fundar agencias, fue una lucha sin cuartel. Nosotros trabajábamos, no cinco días a la semana, siete días a la semana porque teníamos que correr nuestros programas y a la vez luchar por mantener los fondos, mientras también luchábamos con la ciudad porque no nos querían”, afirmó Gutiérrez.

Read the Article